viernes, 19 de diciembre de 2008

lunes, 15 de diciembre de 2008

(Adviento) ¡Háblame de Navidad!

-Dije a la tele: ¡Háblame de Navidad!

Y me llenó la cabeza de campanadas y champán.

     -Dije al árbol: ¡Háblame de Navidad!

Y el árbol se despojó de los regalos.

     -Dije a la estrella: ¡Háblame de Navidad!

Y la estrella se apagó para que saliera el sol.

     -Dije a la nieve: ¡Háblame de Navidad!

Y la nieve se escondió en la tierra para hacerse fuente.

     -Dije a un pobre: ¡Háblame de Navidad!

Y el pobre me sentó a su mesa.

     -Dije a un niño: ¡Háblame de Navidad! Y el niño me sonrió.

     -Dije a mi madre: ¡Háblame de Navidad! Y mi madre me dio un beso en la frente.

     -Dije a Dios: ¡Háblame de Navidad!

Y el beso de Dios se hizo hombre.

Gracias, Señor, por tu beso,

el de Navidad y el de cada día.

     Gracias por la estrella y la nieve,

por el pobre y la sonrisa del niño.

     Gracias por el beso de mis padres

que tanto me dice con su silencio.

Todos ellos anuncian, como los profetas,

tu Navidad, ¡nuestra Navidad!

viernes, 12 de diciembre de 2008

(Adviento) AGENDA DE ADVIENTO 2008

agenda-online Os ofrecemos una propuesta muy concreta de compromiso durante este tiempo de Adviento. Se trata de cosas sencillas de nuestra vida diaria que expresan nuestro deseo de preparar nuestro entorno para la llegada de Jesús (Cuidar nuestras relaciones, La solidaridad, leer la Biblia, etc..)… Podéis verlo y descárgalo siguiendo el enlace de la imagen… ¡Manos a la obra!

jueves, 11 de diciembre de 2008

miércoles, 10 de diciembre de 2008

(Adviento) QUIERO TENER TU PRESENCIA…

presencia

Nos comparten esta canción de Seguridad Social que además de marcha de ritmo lleva un significado profundo en la letra…

Os invitamos a escucharla (Siguiendo el enlace de la imagen de arriba) y a reflexionar sobre el sentido de la letra. Recordad que podéis compartir vuestros comentarios y impresiones en la zona de comentarios…

Gracias por la colaboración de Laura y seguimos compartiendo todo lo que somos en el Camino de nuestra Fe…

----------------------------------------------------------------------------

Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado
no quiero hablar del futuro, no quiero hablar del pasado.
No quiero hablar de esos niños que están tan desamparados.
No quiero hablar de la guerra, no quiero hablar del parado
Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados...
...Quiero buscar un camino que no se encuentre embarrado...
No quiero hablar del mendigo, no quiero hablar del esclavo.
No quiero hablar pero hablo y empiezo a estar ya cansado
de muy buenas intenciones sin entregar nada a cambio.
Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados...
Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados...
Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados...
No quiero que des la espalda hay que tomárselo en serio
basta de palabras, busquemos remedio.
Vamos a hacer el camino con decisión
y coraje sin pensar que el viaje llegue a su destino...

Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados
no quiero hablar de la lucha si no estamos preparados...

martes, 9 de diciembre de 2008

(Adviento) EL CUENTO DEL CENTINELA…

centinela-01

Nuestros amigos maristas de Jaén nos comparten este cuento sobre Adviento y Navidad (Seguir el enlace de la imagen)… Seguimos caminando hacia Jes´su que quiere venir a nuestras vidas…

jueves, 4 de diciembre de 2008

(Adviento) ¿Qué es la Corona de Adviento?

corona1 Origen: La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica. La corona está formada por una gran variedad de símbolos:
La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.
Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.
Las cuatro velas: Nos hace pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo.
Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.
Las manzanas rojas que adornan la corona representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal.
El listón rojo representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.